El Banco de España aprobó hoy las dos primeras fusiones de las cajas catalanas, la de Caixa Manlleu, Sabadell y Terrasa, y la fusión de Caixa Catalunya, Manresa y Tarragona, así como la integración de Caja Duero y Caja España. En concreto, la integración de Caixa Catalunya, Manresa y Terrassa requiere recursos por 1.250 millones de euros, mientras que la fusión de Manlleu, Sabadell y Terrasa precisa 380 millones de euros, y la de Caja Duero y Caja España, 525 millones de euros.