El parqué estadounidense abre en rojo tras la publicación de unos malos datos de paro semanal. El aumento del desempleo en la última semana por encima de lo esperado añade escepticismo a los inversores y volatilidad al mercado. Dow Jones cae un 0,38% hasta los 12.224 puntos, el Nasdaq un 0,69% y el S&P 500 un 0,54%. En el mercado de divisas el euro cae a 1,44 dólares y, en el de materias primas el barril de West Texas cotiza en los 106 dólares.

Justo antes de la apertura de mercado el Departamento de Trabajo de EE.UU. hizo público el aumento de solicitudes por desempleo hasta las 395.750, desde las 390.250 de la semana previa y frente a las 385.000 esperadas por el mercado.

Además, el sector financiero americano se ve presionado por la Fed. El organismo monetario exigirá a 10 entidades norteamericanas (Bank of America, Citigroup, JP Morgan, HSBC North America, Wells Fargo, US Bancorp, Ally Financial, MetLife, PNC Financial y SunTrust) una modificación en sus negocios de hipotecas para que concedan préstamos de forma más “justa”. Entre los grandes, BofA cede un 0,79%, Citi un 1,11%, JPMorgan un 1,62% y Wells Fargo un 0,59%.

En el sector tecnológico, Google presentará a cierre de mercado sus resultados del primer trimestre. Las expectativas apuntan a unas ganancias de 6.330 millones de dólares, mientras el valor se deja un 0,60%.

Quien ya ha desfilado por la pasarela de resultados es Hasbro. La juguetera estadounidense ganó un 71% menos en el primer trimestre, hasta los 17.1 millones de dólares. Esta caída de los beneficios hoy es castigada con un descenso del 2,14%.

En el Mercado de materias primas el barril West Texas modera su precio a los 106 dólares y la cotización de las petroleras baja. ConocoPhillips cae un 0,05%, Exxon cede un 0,69% y Chevron un 0,35%.