El 68% de las empresas familiares españolas afirma que no ha planificado la elección de sucesores, por ser una de las principales causas de conflicto en el seno de la empresa, según las conclusiones del estudio sobre la empresa familiar en España, elaborado por las Cámaras de Comercio en colaboración con el Fondo Social Europeo. El 87% de las familias empresarias ejerce directamente el control político y económico de la sociedad accionarial yun 74% rechaza la entrada en el accionariado de socios externos como vía alternativa de financiación. En el 91% de este tipo de sociedades participa al menos un miembro de la familia en los órganos de administración. En el 50% de las empresas con más de dos empleados, trabajan dos familiares consanguíneos (en el 25,3%) ó tres (en el 24,7%), incrementándose este número conforme lo hace el tamaño de la empresa.