La grandes economías mundiales están viendo como peligra su estatus como mejores lugares para invertir, después de que la semana pasada la agencia Standard & Poor's rebajara la perspectiva de la calificación 'AAA' del Reino Unido de "estable" a "negativa", según informa el diario británico 'Financial Times'. Así, Francia, Estados Unidos, Alemania y Canadá podrían ver rebajada su calificación crediticia en los próximos meses, después de que en enero dicha agencia de 'rating' disminuyera también la valoración de España y, el pasado mes de marzo, la de Irlanda.