La economía estadounidense creó 94.000 nuevos empleos en noviembre frente a los 80.000-85.000 que esperaba el mercado, según acaba de comunicar el Departamento de Trabajo estadounidense. La tasa de paro, por su parte, se mantuvo en el 4,7% cuando el mercado esperaba que subiera al 4,8%. Además, la cifra de creación de empleo del mes anterior fue revisada hasta 170.000 desde los 166.000 preliminares.