Ebro Puleva repartirá hoy entre sus accionistas 0,21 euros brutos por acción, correspondientes al cuarto dividendo con cargo a los resultados del ejercicio 2008 (0,09 euros) y al tercer pago extraordinario por la venta del negocio azucarero (0,12 euros).
Una vez descontada la correspondiente retención fiscal, el importe de abono por ambos dividendos ascenderá a 0,1722 euros por título.

El consejo de administración de la multinacional alimentaria acordó la pasada semana proponer un aumento del 11% en el dividendo que entregará a sus accionistas durante el ejercicio 2010 con cargo a los beneficios de 2009.

En concreto, los accionistas de Ebro Puleva recibirán 0,40 euros por título, frente a los 0,36 euros distribuidos en 2009, con lo que se distribuirá un total de 61,5 millones de euros.