Ebro Puleva repartirá hoy entre sus accionistas 0,21 euros brutos por acción, correspondientes al tercer dividendo con cargo a los resultados del ejercicio 2008 (0,09 euros) y al segundo pago extraordinario por la venta del negocio azucarero (0,12 euros). Una vez descontada la retención fiscal pertinente, el importe de abono por ambos dividendos ascenderá a 0,1722 euros por título. En el conjunto del presente ejercicio, la multinacional alimentaria destinará más de 145 millones de euros a dividendos, lo que supone triplicar la retribución al accionista seguida en los últimos años.