EADS reafirmó hoy "su compromiso" con el programa del A400M, a pesar del retraso de al menos cuatro años que acumula, pero insistió en la necesidad de renegociar el contrato firmado en 2003 con los países clientes de la Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamento (OCCAR), ya que "no contiene las condiciones adecuadas" para el éxito del programa. En un comunicado, el consorcio aeroespacial europeo aseguró que "el contrato de 2003 no proporciona las condiciones necesarias para el desarrollo acertado del programa", en primer lugar porque el calendario establecido es "poco realista", y en segundo término porque "la naturaleza comercial del contrato no está adaptada a la realidad de un programa militar que contiene altos riesgos tecnológicos".