La empresa textil, acogida al concurso de acreedores y suspendida de cotización en la bolsa española, ha convocado para el próximo 7 de julio la Asamblea de obligacionistas de la emisión de bonos convertibles de 2006.