La fabricante de material textil elástico Dogi ampliará capital por entre 25 y 30 millones de euros y cerrará la fábrica de Filipinas con 322 empleados, informó hoy el consejero delegado de la compañía catalana, Karel Schröder, durante la junta de accionistas celebrada en el Masnou (Barcelona). Schröder atribuyó la ampliación de capital, que se presentará en "tres o cuatro semanas", a la incertidumbre financiera, que ha llevado a la compañía a buscar financiación interna para "no depender del coste financiero" actual. Dogi prevé haber suscrito la ampliación de capital "antes de verano". El consejo de administración acudirá en un "porcentaje significativo".