Varios economistas importantes redujeron sus expectativas para el crecimiento económico de EEUU durante este y el próximo año, y anticipan una continuación de la elevada tasa de desempleo.
Según una encuesta publicada el lunes por la Asociación Nacional para la Economía de los Negocios, o NABE, los economistas ahora esperan que el producto interno bruto de Estados Unidos crezca el 2,6% este año, lo que se compara con el 3,2% anticipado en mayo. Prevén, además, que la expansión de la economía también sea del 2,6% el próximo año.

Los economistas esperan que los gastos del consumidor sean modestos, afectados por los altos niveles de desempleo. Según el sondeo, los gastos del consumidor asociados a las próximas fiestas de fin de año aumentarían un porcentaje "especialmente débil" del 2,5%.

Los economistas aprecian en mayor medida la importancia de las políticas de estímulo, aunque el informe no hizo mención a la opinión de los encuestados sobre las compras de activos de la Fed, mientras que prevén que el déficit presupuestario experimente una modesta reducción de 100.000 millones de dólares durante el nuevo año, pero que aún se ubique en un nivel "extremo" de 1,2 billones.