El instituto económico DIW cree que la economía alemana crecerá un 0,4% en el tercer trimestre respecto al segundo trimestre. Además, en su último informe indica que el crecimiento del PIB en 2007, en términos ajustados, será fuerte pero no alcanzará el crecimiento del 3% registrado en 2006. DIW también señala que las actuales turbulencias en los mercados financieros no han empezado a afectar a los indicadores que utiliza para sus informes y considera que no existen razones para pensar que vayan a causar un serio daño a la estabilidad económica.