Deutsche Telekom dijo el martes que planea fusionar su filial británica T-Mobile con Orange de France Telecom, una operación que creará el mayor operador de telefonía móvil de Reino Unido y que suavizará la presión sobre el mercado más competitivo de Europa.
Deutsche Telekom y France Telecom dijeron que están en negociaciones exclusivas para combinar T-Mobile UK y Orange UK en una nueva sociedad conjunta de la que ambas compañías controlarán el 50%.

La nueva sociedad tendrá una cuota de mercado del 37% en Reino Unido, muy por delante del actual líder, la filial de la española Telefónica O2 y de Vodafone, que cuentan ahora con un 27% y un 25%, respectivamente.

La planeada sociedad habría tenido en 2008 unos ingresos proforma de alrededor de 9.400 millones de euros y un beneficio bruto de explotación, o Ebitda, de 2.100 millones de euros, dijo Deutsche Telekom.

El acuerdo, que se espera que se firme antes de que acabe octubre, finaliza con meses de especulaciones sobre la muy esperada consolidación del sector británico de telefonía móvil, que se aceleró cuando Deutsche Telekom hizo pública una alerta de beneficios en abril, en parte por su débil actuación en Reino Unido.

Deutsche Telekom registró una pérdida por depreciaciones de 1.800 millones de euros en su primer trimestre y dijo que estaban abiertas todas las opciones para T-Mobile UK.

El acuerdo debe ser aprobado por el regulador británico de telecomunicaciones, que en julio dijo que la competencia en el sector ha sido un éxito para los consumidores británicos, en parte gracias a la estructura existente.