Deutsche Telekom obtuvo un beneficio neto ajustado de 2.674 millones de euros en los tres primeros trimestres del año, lo que supone un crecimiento del 7,6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas de la compañía en este periodo disminuyeron un 3%, hasta los 46.944 millones de euros, de los cuales 20.283 millones corresponden al mercado alemán, con un descenso del 3,2% respecto a los nueve primeros meses de 2009, y 26.661 millones de euros al mercado internacional, que retrocedió un 2,8%.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) ajustado del grupo se recortó en un 4,3%, hasta los 14.923 millones de euros, mientras que el beneficio neto de explotación (Ebit) descendió un 2%, hasta los 6.682 millones de euros.