El Deutsche Bank está siendo investigado por un posible delito tras las revelaciones según las cuales contrató a detectives para que espiasen a algunos miembros de su propio consejo de supervisión, informa hoy el Financial Times. La agencia de protección de datos del Estado de Hesse, donde está radicado el banco alemán, han pedido a la fiscalía que determine la conveniencia de llevar a cabo pesquisas de tipo criminal dos meses después de que el propio banco dijera que pediría a abogados externos que investigaran tales actividades.
d