La entidad alemana ha decidido poner punto y final a la negociación que mantenía con Liechtenstein LGT para la transacción de BHF-Bank.


A través de un comunicado, Deutsche Bank ha declarado que "tras conversaciones entre ambas partes y con las autoridades de supervisión competentes, Deutsche Bank y LGT han acordado no continuar con la transacción".

Ambos institutos de crédito ya habían llegado a un acuerdo sobre los términos de la venta de BHF Bank y habían preparado un contrato respaldado por Deutsche Bank, LGT y BHF-Bank.