El fabricante japonés de componentes para automóviles Denso volvió a obtener beneficios en el año fiscal 2009-2010 (de abril de 2009 a marzo de 2010) al contabilizar un resultado neto de 73.427 millones de yenes (588 millones de euros al cambio actual), en comparación con los 'números rojos' de 84.085 millones de yenes (674 millones de euros) contabilizados en el ejercicio fiscal precedente, informó hoy la empresa.

Denso señaló que este cambio de tendencia hacia los 'números negros' ha sido posible gracias a la campaña de reducción de costes implementada por la empresa, que compensó otras circunstancias como el efecto negativo del tipo de cambio o la caída de las ventas en determinados mercados.