El fabricante informático estadounidense Dell ganó en el tercer trimestre 377 millones de dólares (226 millones de euros), lo que supone un retroceso del 54% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, debido a un retroceso de las ventas, aunque prevé una mejora de la demanda en el cuarto trimestre. La cifra de negocio del grupo alcanzó los 12.896 millones de dólares (8.679 millones de euros), lo que supone un retroceso del 15% con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando facturó 15.162 millones de dólares (10.207 millones de euros).