Dos de los gigantes financieros suizos, el banco Credit Suisse y la aseguradora Swiss Re, han sustituido hoy a sus respectivos presidentes en medio del huracán que sacude al mundo financiero internacional. Walter Kielholz abandona su puesto a la cabeza del segundo banco suizo para convertirse en el presidente de Swiss Re, en sustitución de Peter Forstmoser. Mientras Hans Ulrich Doerig, hasta ahora vicepresidente del Credit Suisse, pasa a presidir la entidad, se anunció hoy en un comunicado. Kielholz afirmó que ha decidido consagrarse plenamente a su tarea en el grupo de reaseguros, aunque desea permanecer en el consejo de administración de Credit Suisse sin responsabilidades funcionales. Por parte de Swiss Re, Peter Forstmoser abandona la presidencia un año antes de lo previsto, pues su destitución era reclamada desde hace tiempo debido a los malos resultados del grupo. La reaseguradora tuvo una pérdidas neta el año pasado de 864 millones de francos (568 millones de euros).  El grupo, con sede en Zúrich, ya había sustituido en febrero pasado a su director Jacques Aigrain por Stefan Lippe. Los nombramientos deber ser aprobados en las respectivas asambleas generales de ambos grupos: la de Swiss Re el 13 de abril, y la de Credit Suisse, el día 24.