El banco francés Crédit Agricole obtuvo un beneficio neto de 692 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que implica un retroceso del 48,1% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el producto neto bancario aumentó un 18,4%, hasta 13.448 millones, informó la entidad, que en marzo de 2010 reemplazará a su actual consejero delegado, Georges Pauget, por Jean-Paul Chifflet.