La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, reconoció hoy que hay "casos" de desarrollo urbanístico de los que España "no puede sentirse orgullosa", pero defendió los esfuerzos de los últimos años para un crecimiento "sostenible" de las ciudades y vio en la actual crisis una oportunidad para "reformar" el sector. "Hay casos que no nos hacen sentir orgullosos, pero se está haciendo mucho para lograr un espacio urbano sostenible", afirmó durante su intervención en una conferencia sobre la políticas urbanas en la UE organizada por la Comisión Europea en Bruselas.