La confianza de los consumidores españoles se mantuvo estable en noviembre, tras las caídas de los últimos seis meses, por la mejora de las expectativas sobre la economía española y el empleo. Así, la mejora sobre las expectativas de la economía y el empleo compensó el retroceso sobre la percepción que los consumidores tienen de la situación actual, lo que hizo que el indicador de confianza sólo se redujese una décima hasta 76,1 puntos respecto a octubre. Estas son los principales resultados del Indicador de Confianza del Consumidor correspondiente a noviembre que elabora mensualmente el Instituto de Crédito Oficial con la opinión de mil consumidores de toda España a quienes se les pregunta sobre su economía familiar, la economía española y el empleo