¿Recordáis la estrategia que comentamos sobre telefónica y Jazztel? Podéis echar un vistazo a la entrevista sobre long short que realizamos para estrategias de inversión.


Os muestro el grafico tres semanas después:



En estos momentos seguimos dentro y acumulamos aproximadamente un 12% de rentabilidad que no es poco y más en los tiempos que corren… ¿Os gustaría saber cuándo saldremos de esta operación?

Cuando hablamos con gestores, traders o inversores nos damos cuenta que gestionar el stop siempre da muchos quebraderos de cabeza. Tras muchas batallas, analisis y estudios todavía no hemos llegado a la conclusión de cuál es la mejor opción de stop. Lo único que sabemos es que tener fijado el riesgo por operación es la clave de todo sistema rentable.
Por tanto, cuando comenzamos a estudiar la gestión del riesgo en este tipo de estrategias surgía el siguiente problema ¿Cómo gestiono el stop en un sintético que se genera a partir de dos activos distintos?

Pues lo primero que tenemos que tener claro es que nunca se debe colocar el stop individualmente en cada pata del par. Hay que definir la estrategia como un único negocio para que tenga sentido, con una buena hoja de Excel vinculada a datos en tiempo real solucionáis fácilmente este problema. Lo siguiente que hay que pensar es que una vez tocado el precio stop se deben ejecutar ambas posiciones a la vez y sin importar el precio individual.

Lo siguiente que pensamos al observar esta curva de precios es que los soportes y resistencias estáticas y dinámicas le funcionaban perfectamente, es decir que podíamos aplicar cualquier técnica basada en el analisis técnico a nuestra nueva curva de precio. Lo mejor de estos sintéticos es que no están tan manipulados por las manos fuertes, como los activos individuales que lo forman.

Enbolsa, cuando compra o vende el par, entra mediante la técnica del MACD-ENB. Pero en este tipo de estrategias gestionamos los stop de distinta forma a como lo hacemos en la operativa intradiaria, ¿Por qué? Básicamente porque la volatilidad de los activos formados no la conocemos hasta que los creamos, y por ello comenzamos aplicando una técnica que nos ha dado muy buenos resultados en este tipo de estrategias. Gestionamos los stop a través del ATR, a continuación os explico cómo lo hacemos.

El Average True Range o Rango Medio Verdadero nos mide la volatilidad del activo de referencia, lo cual en este tipo de activos sintéticos ayuda bastante a la hora de gestionar cualquier tipo de riesgo. Así que teniendo una forma de calcular la volatilidad, tomando un múltiplo de ese valor y restándolo de mi precio de entrada (El ATR muestra valores absolutos por eso restamos), probablemente evite el ruido del activo.



Por lo tanto, si nuestro ratio tenía un valor de 0.94 en el momento de su compra y el Average True Range estaba en 0.01245, esto representaba un 1,32% de volatilidad promedio en sus últimos 14 días. Tener en cuenta que este rango no solo tiene en cuenta el máximo y mínimo del día sino también el precio de cierre del día anterior, por lo que también tiene en cuenta los huecos de apertura del sintético. El ATR no indica si el ratio sube o baja simplemente nos da el movimiento medio que puedes esperar en un día (en caso de grafico diario) entre el precio máximo del ratio y el mínimo.

Todo lo que hacemos es que se resta un múltiplo del ATR desde el precio de entrada. Nosotros para este tipo de estrategias aplicamos dos veces el ATR. Por tanto, si nos fijamos en el grafico anterior, dos veces nuestro ATR es 0,025 restados de nuestro precio de entrada nos da un valor de 0,915 en el ratio.

Esto fue en el momento de entrada pero el precio se ha movido un 12% a favor por tanto nuestro stop lo hemos ido subiendo estando en estos momento muy cerca del precio.
En el próximo artículo os mostraremos paso a paso los movimientos del stop y las ventajas e inconvenientes de este método de gestión.