Commerzbank ha vendido su filial francesa de gestión de activos Caisse Centrale de Réscompte (CCR) al grupo bancario suizo UBS por 435 millones de euros, según el comunicado remitido por la entidad. La transacción, que aún está sujeta a la autorización de los reguladores pertinentes, le aportará a Commerzbank un beneficio contable en la región de 150 millones de euros. La operación será cerrada previsiblemente durante el primer trimestre del año próximoy pone fin al programa de reestructuración que tiene como objetivo concentrar sus actividades de gestión de activos en su filial alemana, cominvest.