La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, CMT, se opone a la propuesta del Gobierno de crear un nuevo impuesto con el que gravar el 0,9% de los ingresos de las operadoras para compensar la supresión de la publicidad en TVE.  El gobierno español aprobó esta medida en un Consejo de Ministros que celebró a principios de este mes, pero la iniciativa deberá tener el visto bueno del Congreso para su aprobación final.  La CMT, que recibió el texto para su estudio por parte del gobierno, sugiere otros métodos alternativos para financiar la supresión de la publicidad en la cadena pública, entre los que se incluyen la oferta de licencias para radio y televisión, explicó el periódico.