La firma automovilística francesa Citroen, perteneciente al consorcio PSA, tiene el objetivo de lograr el 10% de la cuota de mercado en Europa del segmento de vehículos urbanos en 2010, gracias a la llegada de los nuevos C3 y DS3, que harán su debut en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, según informó el director de Comunicación de la empresa, Jean-Baptiste Thomas. Thomas señaló que tanto la nueva generación del C3, modelo del que la firma ha vendido más de dos millones de vehículos en todo el mundo, y la llegada del primer modelo de la gama de productos distintivos de la empresa, denominada DS, servirá para aumentar el volumen de ventas de la compañía y para ayudarla a afrontar la actual situación de crisis.