Los signos de recuperación han aparecido con retraso en la economía española, que seguirá cayendo en 2010 a un ritmo del 0,4%, una décima más que la prevista por el Gobierno, según las últimas previsiones de Citi.

Estas cifras está en línea publicadas ayer por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que apunta a un descenso similar este año. Además, las previsiones de Citi vaticinan un incremento del PIB español del 0,1% en 2011, por debajo de las expectativas de la institución dirigida por Dominique Strauss-Kahn (0,9%) y del Gobierno (+1,8%).