Para ello, la filial de autopistas y aparcamientos de Ferrovial e Isolux Corsán han acordado dejar sin efecto el acuerdo que tenían suscrito, por el que Cintra se comprometía a vender sus acciones de Europistas al grupo de ingeniería y construcción. No obstante, en virtud de los términos de la resolución del acuerdo, Cintra deberá a abonar a Isolux un importe de 131,60 millones de euros una vez se haya liquidado la OPA de Sacyr. De esta forma se resuelve la 'guerra de OPAs' que Isolux Corsán y Sacyr libraban por el control de Europistas desde el pasado mes de agosto. El grupo que preside Luis del Rivero se asegura el éxito de su OPA, dado que estaba condicionada únicamente a la adquisición de un 27% del capital social de Europistas. Este porcentaje sumado al del 32% que tienen en la concesionaria las tres cajas vascas (Caja Vital, BBK y Kutxa), socias en la oferta de Sacyr, garantizan a estos oferentes el control de la empresa.