La empresa automotriz Chrysler de México paró desde hace 15 días la producción en sus plantas debido a que no cuenta con piezas que son fabricadas en Estados Unidos, donde la firma enfrenta un proceso de reestructuración, dijo una fuente de la compañía. Manuel Duarte, gerente de Comunicación Corporativa de Chrysler México, explicó a la emisora Radio Fórmula que las plantas en este país han parado porque les han dejado de llegar componentes clave, como motores y transmisiones, fabricados en Estados Unidos. Las plantas en Estados Unidos, dijo, han dejado de operar debido a que las leyes en ese país piden parar operaciones cuando una empresa se encuentra en un proceso de quiebra.