Cementos Portland, filial del grupo FCC, ha concluido las obras de modernización de su fábrica de Bath, en el Estado de Pensilvania de Estados Unidos, en las que ha invertido 180 millones de dólares (unos 131 millones de euros al cambio actual), informó la empresa. Con esta actuación la planta incrementa en un 50% su capacidad de producción y, a la vez, genera un menor coste energético y una mejor calidad medioambiental.