La Comisión Europea (CE) anunció hoy que investiga a la compañía italiana ENI por posible abuso de posición dominante en el mercado del gas. El Ejecutivo comunitario confirmó el envío de un pliego de cargos el pasado 6 de marzo en el que le exponía a la compañía sus sospechas de que la gestión de su red de transmisión de gas natural podría contravenir las normas comunitarias de Competencia. La investigación se concentrará en las redes de transmisión que permiten las importaciones de gas desde Austria y Alemania hacia Italia, precisó la CE en un comunicado. Bruselas teme que el comportamiento de ENI implique un acaparamiento en el transporte de gas, al negar el acceso a toda la capacidad disponible en el gasoducto, y una limitación estratégica de la inversión.