La Comisión Europea ha lanzado hoy una investigación formal contra Gaz de France (GdF) ante las sospechas de que está restringiendo de forma ilegal el suministro de gas para limitar la competencia en este mercado en Francia. De confirmarse, esta práctica supondría una vulneración de las reglas del Tratado que prohíben el abuso de posición dominante y las prácticas comerciales restrictivas.