El grupo Carrefour cerrará en Bélgica 16 supermercados de la cadena GB al considerar que no son rentables. Se trata de una decisión que estima "inevitable" y que afectará a 900 de los 5.500 empleados con que cuenta actualmente en sus establecimientos. El grupo iniciará hoy conversaciones con los sindicatos, con los que quiere negociar posibles prejubilaciones de personal y evitar "despidos sin más", según el diario "Le Soir". Las acciones de Carrefour en el mercado galo se dejan un 0,42 por ciento, hasta los 51,76 euros.