Los bancos italianos Capitalia y Unicredito Italiano han informado de que mantienen conversaciones exploratorias para una fusión. Sin embargo, aseguran que no han alcanzado un acuerdo, por el momento.
El sector banacario europeo centra el interés de los inversores, por los posibles movimientos corporativos que se auguran en los últimos tiempos.