Caja Madrid ha decidido retrasar la salida al mercado de su corporación financiera por las malas condiciones actuales, según una fuente conocedora de la situación. Caja Madrid anunció en abril de 2008 su intención de sacar a bolsa una corporación que integra las empresas de servicios financieros del Grupo Caja Madrid, valorada entonces en unos 2.500 millones y con unos activos de unos 20.000 millones.

"El consejo de administración no sabe cuándo saldrá a bolsa, pero tiene claro que este año es muy complicado", dijo la fuente.

Caja Madrid anunció en abril de 2008 su intención de sacar a bolsa una corporación que integra las empresas de servicios financieros del Grupo Caja Madrid, valorada entonces en unos 2.500 millones y con unos activos de unos 20.000 millones.

Sin embargo, los planes se vieron truncados con la crisis de los mercados --agravada con la quiebra de Lehman Brothers--, que se extendió a entidades de todo el mundo.

A través de esta corporación, llamada Cibeles, Caja Madrid tiene participaciones en la aseguradora Mapfre o en City Nacional Bank of Florida.

La corporación también tiene una participación del 40% en la hipotecaria mexicana Su Casita, aunque Caja Madrid ha decidido venderla este año, según dijo el miércoles una fuente conocedora de la situación.

Caja Madrid no hizo comentarios a la información.

Las cajas de ahorros españolas son entidades financieras controladas por las administraciones regionales y que generalmente no cotizan en bolsa.

Sin embargo, sí que pueden agrupar sus participaciones industriales y financieras en un holding que esté cotizado, como es el caso de Criteria Caixacorp SA (CRI.MC), el brazo inversor de la primera caja de ahorros del país, La Caixa.

Ante la situación de crisis del sector financiero, las cajas de ahorro han pedido al Gobierno que flexibilice los instrumentos a los que pueden acceder para salir al mercado y reforzar así su capital.