Caja Madrid subrayó hoy que "tiene vocación de ser una entidad de referencia en el sistema español" y de "jugar un papel" en la reestructuración financiera si surge la oportunidad, aunque destacó que el proceso debe verse desde la prudencia. Fuentes de la entidad explicaron, durante la presentación de los resultados trimestrales, que la caja analiza la situación de la reordenación del sistema desde la cautela, porque la entidad no tiene la necesidad de acometer ninguna operación.