Las dos principales cajas de ahorro de Castilla y León, Caja España y Caja Duero, aprobarán mañana, en sendos consejos de administración extraordinarios, el compromiso de confidencialidad necesario para iniciar un proceso de integración, según han asegurado fuentes de las dos entidades. Esta firma era prioritaria, a juicio de Julio Fermoso, presidente de Caja Duero, para iniciar conversaciones entre las entidades de ahorro de la Comunidad. Además, el Consejo de Administración extraordinario de Caja Duero también dará mañana el visto bueno a que una empresa auditora externa realice un análisis y estudio de la situación de la entidad. La empresa auditora que se dará a conocer mañana será la encargada, asimismo, de realizar un plan de viabilidad tanto de Caja Duero como de un posible proceso de integración con Caja España. El compromiso de confidencialidad y la auditoría externa fueron las dos condiciones que puso el presidente de Caja Duero para empezar a negociar el proceso de integración de las entidades de ahorro de Castilla y León.