El presidente de Caja de Burgos, José María Arribas, ha asegurado hoy que el Banco de España no los presiona para tratar de que la entidad financiera burgalesa se fusione con otras cajas y ha destacado que la relación con la autoridad supervisora es de comprensión y fluida. Preguntado sobre la posible fusión de la entidad con Caja España y Caja Duero y las posibles recomendaciones a este respecto del Banco de España, Arribas ha subrayado que desde el Banco de España siempre ha habido comprensión y apoyo para la entidad burgalesa. Yo tengo la satisfacción de señalar que por parte de los más altos responsables del Banco de España he recibido siempre su comprensión y su apoyo para nuestros trabajos y estudios, ha señalado. Arribas ha dicho que Caja de Burgos mantiene abiertas todas las posibilidades de futuro y ha matizado que los técnicos siguen estudiando todas las opciones y alternativas.