La Comisión Europea abogó hoy por suprimir los obstáculos fiscales que entorpecen la inversión de capital riesgo en compañías de otros Estados miembros, especialmente los problemas de doble imposición. Para avanzar en esta dirección, el Ejecutivo comunitario se basará en las recomendaciones de un grupo independiente de expertos en fiscalidad de la UE que se publicaron este viernes. Bruselas considera que el capital riesgo es una fuente de crecimiento vital para las pequeñas y medianas empresas (pymes). Por ello, ve esencial facilitar la inversión de capital riesgo dentro de la UE para favorecer el crecimiento económico.