La Unión Europea va a investigar a las agencias de calificación de deuda ante el creciente descontento por su lentitud para responder a la crisis subprime. Bruselas, así como muchos otros críticos, cree que las agencias fallaron a la hora de avisar a los inversores sobre los riesgos de invertir en bonos referenciados a hipotecas subprime. Los bancos fueron los primeros en avisar de una posible crisis el año pasado, pero S&P y Moody´s sólo empezaron a partir de primavera a rebajar la calificación de este tipo de títulos