La Comisión Europea ha descartado hoy que su propuesta para la reducción de tarifas de terminación de los operadores de telefonía móvil pueda provocar que éstos cobren a los usuarios por la recepción de llamadas, según fuentes del ejecutivo europeo. Ni la CE ni los operadores europeos se plantean esta posibilidad para compensar la bajada de ingresos una vez se hayan armonizado las tarifas de terminación -lo que las compañías cobran a otros operadores por el uso de su red-, afirmó un experto comunitario en telecomunicaciones. El ejecutivo europeo descartó cualquier vínculo entre ambas cosas, después de que la comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding afirmara que cobrar por la recepción de llamadas es algo que depende de las compañías.