La Comisión Europea ha anunciado hoy la apertura de un nuevo proceso de infracción al Reino Unido por la desviación del déficit público, tras constatar que este ejercicio superará el umbral del 3% del PIB fijado en el Pacto de Estabilidad. Según la información facilitada por Londres, las finanzas públicas británicas tendrán un saldo negativo en el ejercicio fiscal 2008/2009 del 3,2% del PIB. El ejecutivo de la UE -que augura un déficit ligeramente superior, del 3,3%, tanto para este ejercicio como para el próximo- reconoce que esa cifra está "cerca del valor de referencia", pero deja claro que no puede considerarse excepcional ni temporal.