El primer ministro británico, Gordon Brown, defendió hoy un "new deal" ecológico global como medio para salir de la recesión y aseguró que en el caso del Reino Unido tener una industria menos contaminante permitirá la creación de 400.000 nuevos puestos de trabajo en los próximos ocho años. Brown participó en una reunión en Londres con dirigentes empresariales, a los que se presentó la estrategia oficial del Gobierno para consolidar la economía británica como una de las más sostenibles y una de las más innovadoras en este terreno. El "new deal ecológico", como lo denominó el líder laborista, permitirá dar un importante empujón a las empresas británicas que ofrecen bienes y servicios industriales no contaminantes, un sector que en el que el Reino Unido es actualmente sexta potencia mundial.