Los gigantes petroleros Royal Dutch Shell y BP Plc temen que los crecientes precios del petróleo puedan obstaculizar la recuperación de la economía mundial, dijeron el viernes a Reuters ejecutivos de alto rango de ambas firmas.
Los precios del petróleo casi alcanzaron los 100 dólares por barril esta semana, aunque el viernes cayeron a un mínimo de cerca de dos meses por débiles datos económicos y versiones de que la OPEP podría aumentar la producción para enfriar los valores.