El presidente de la FED, Ben Bernanke, contribuyó con sus declaraciones al cierre negativo de la jornada. A pesar de afirmar que el crecimiento de la economía de EEUU continúa estable, también advirtió de que existen riesgos inflacionistas, lo que unido al dato del ISM manufacturero, que superó las estimaciones de los analistas hacen poco probable que la Reserva Federal baje los tipos de interés en su próxima reunión.
En el apartado de los movimientos corporativos, la tecnológica Avaya fue una de las grandes protagonistas de la jornada después de anunciar que finalmente será adquirida por las firmas de capital riesgo TPG Capital y Silver Lake por unos 8.200 millones de dólares. Los accionistas de Avaya sumaron casi un 2%. Mientras, el gigante biotecnológico Amgen sumó un 1,39%, después de alcanzar un acuerdo para comprar la farmacéutica Ilypsa por 420 millones de dólares. Con todo, el Dow Jones perdió un 0,59% hasta los 13.595 puntos, el S&P500 cedió un 0,5% hasta colocarse en los 1.530 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq saldrá mañana desde los 2.611 puntos, tras retroceder un 0,3%.