El primer ministro electo italiano, Silvio Berlusconi, está dispuesto a hablar con su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, sobre una posible unión de Alitalia y Air France-KLM. Berlusconi indicó que estaría encantado si la aerolínea de bandera, a punto de declararse en bancarrota, formara "parte de un gran grupo" con la franco-holandesa, si el acuerdo fuera en pie de igualdad. Antes de ganar las elecciones generales celebradas en Italia el domingo y el lunes, Berlusconi había calificado de inaceptable en reiteradas ocasiones la oferta de Air France-KLM por Alitalia.