Berkshire Hathaway Inc., el holding controlado por el inversionista Warren Buffett, instruyó a una de sus subsidiarias a dejar de asegurar depósitos bancarios por encima del nivel garantizado por el gobierno federal, propinando un nuevo golpe a la industria de los servicios financieros. La subsidiaria, Kansas Bankers Surety Co., está notificando a unos 1.500 bancos en más de 30 estados que ya no ofrecerá los llamados "bonos de garantía sobre depósitos bancarios". KBS es una entre un puñado de firmas que ofrecen este tipo de seguro, que es un gran atractivo para los bancos que tratan de captar clientela adinerada.