La recuperación económica de la zona euro está en camino, pero es probable que sea irregular, dijo el jueves el Banco Central Europeo. Los indicios que apuntan a que la recuperación se ha paralizado en el primer trimestre ya han cambiado las expectativas de los economistas y no se espera que el BCE suba los tipos de interés hasta finales de 2010 o más tarde.
"El consejo de gobierno espera que el crecimiento del producto interior bruto siga siendo moderado en 2010, debido al actual proceso de ajuste de balances en varios sectores, a que la expectativa de baja capacidad de utilización probablemente dañará la inversión y a que el consumo se está viendo perjudicado por las débiles perspectivas del mercado laboral", dijo el BCE en su último boletín mensual. 

A raíz de la actual incertidumbre, el BCE señaló que mantendrá su intención de ir pensando en retirar gradualmente las medidas extraordinarias de liquidez que se lanzaron para apoyar la economía y el sistema bancario.

Advirtió de que no quiere mantener sus medidas adicionales de liquidez más tiempo del necesario.