El consejero delegado de BBVA, Angel Cano, subrayó hoy que el banco no tiene intención de entrar en la llamada 'guerra de pasivo' porque "no tiene necesidad" ni tiene "ningún problema de liquidez". Cano subrayó que su entidad asiste a la guerra que se ha desatado por captar pasivo como mero espectador, y que siguen trabajando por sus clientes como hasta ahora, ofreciendo productos adaptados a sus necesidades.
"No estamos entrando en ninguna guerra porque no pensamos que sea nuestra necesidad. No tenemos ningún problema de liquidez, por tanto, estamos en el proceso de gestión normal de los clientes", indicó Cano tras su intervención en unas jornadas organizadas por ABC, Deloitte y la Sociedad de Tasación.

No obstante, Cano sí reconoció que el banco está alerta a todas las oportunidades de crecimiento que surjan con motivo de la crisis, tanto de forma orgánica como no orgánica, y explicó, en relación a su posible puja por hacerse con oficinas de RBS en Reino unido, que BBVA necesita una "base sólida" para poder acceder a esa operación.

Preguntado sobre si la entidad la descarta, Cano respondió que BBVA "analiza todas las oportunidades en Reino Unido igual que en otros países, pero que tiene que hacerlo de forma distinta a como se ha planteado la oferta de oficinas porque requiere de una base, que hoy por hoy no tiene allí".

En este sentido, insistió en que, en general, va haber oportunidades de crecimiento en todos los países, como EE.UU, latinoamérica o Reino Unido y que el banco las "analizará si generan valor".

REORDENACIÓN CUANTO ANTES

El consejero delegado de BBVA, Angel Cano, también resaltó la necesidad de que el sector financiero concluya la reordenación "lo antes posible" para reducir el exceso de capacidad y salir de la crisis.

Cano subrayó que "no es discutible" que si queremos salir fortalecidos de la crisis "el sector financiero debe ser reconvertido lo antes posible", y subrayó que el sector financiero internacional debe recuperar la credibilidad.

El consejero delgado también señaló que el nuevo escenario que se dibuja dejará menores crecimientos y un nuevo campo de juego más angosto, en el que se hace necesaria una mayor transparencia y mayor asimetría entre las entidades para que no produzcan desventajas.

VENCIMIENTOS CUBIERTOS

Cano también recordó durante su intervención que la entidad se ha esforzado por consolidar los ejes fundamentales de la banca en un momento como el actual: la liquidez, el capital, el riesgo y la capacidad por generar resultados de forma recurrente.

Fruto de este esfuerzo, explicó Cano, la entidad tiene cubierto más del 80% de los vencimientos del año y un 'core capital' del 8%.