El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió hoy a los Veintisiete "avances decisivos" en la cumbre de líderes del domingo para cerrar un plan integral anticrisis, porque la credibilidad de Europa está en juego.

"Este fin de semana insistiré en que haya avances decisivos en los cinco puntos de la hoja de ruta" para la estabilidad y el crecimiento -presentados por el propio Barroso la semana pasada-, dijo en una rueda de prensa.

"Es una cuestión de credibilidad para Europa", porque los líderes no pueden ir en noviembre a la cumbre del G20 en Cannes con las manos vacías, indicó